Autor: luislopezvazquez

La gestión de un moroso en una comunidad de vecinos

La gestión de un moroso en una comunidad de vecinos

La gestión de las comunidades de vecinos es un arte, que es algo que sabemos muy bien en la administración de las comunidades. La gestión de un grupo de personas es siempre difícil, y este grupo es también una gestión de grupo de la propiedad se hace más complicada aún.

Aproximadamente el 42% de las comunidades de los alrededores tienen al menos un vecino reincidente en el impago, es decir, al menos un vecino no paga los gastos de comunidad. Que a menudo trae consigo una serie de situaciones y circunstancias en la comunidad vecina, como el malestar entre los inversores, acusaciones mutuas y, por último, el abandono y el aburrimiento.

Por lo tanto, más y más propietarios de edificios que dependen de la gestión comunitaria Donosti una empresa profesional especializada en esta tarea. Una empresa especializada se encarga de la gestión administrativa de la comunidad, sino también para exigir cuotas pendientes de pago a los vecinos morosos.

Reclamar un patrón requiere una gran cantidad de conocimientos adquiridos a lo largo de los años. Si el fallo era necesaria es su vecino para aumentar la dosis de llamada y la mano izquierda como si cruz cada día. Si bien es mejor ser un tercero independiente que reclame el pago.

Para reclamar el pago atrasado se recomienda seguir un protocolo de una situación lo más agradable posible. También debe dejar claro que la ley es parte de la comunidad y, si es necesario, se puede acudir a los tribunales si el vecino no cumple las cuotas en mora a la comunidad.

En Luis Lopez Vazquez abogado son expertos comunidades de vecinos de gestión. Si usted tiene este u otros temas estarán encantados de ayudarle.

Anuncios

Fernando Berlín no tiene razón

Fernando Berlín no tiene razón

Lo siento pero no, amigo, no tienes razón.

El abogado Fernando Berlín y yo hemos compartido aventuras y desventuras por varios años. Nos hemos enfrentado varias veces en los juzgados y de ahí ha nacido una fuerte amistad. Pero lo que ha publicado en su blog no lo comparto, lo siento amigo, pero no tienes razón.

Necesitábamos tener gobierno para que nos subieran los impuestos.

Era urgente subir los impuestos

Hemos tenido un 2016 increíble. Primero fue el pinchazo de la burbuja podemita. Cuando a comienzos de año un crecido Pablo Iglesias se presentó ante los medios, tras haber mantenido la conversación de rigor con el Rey Felipe VI, y le hacía el gobierno a Pedro Sánchez, poco se podía imaginar que estaba cavando su propia tumba política.

Después tuvimos las victorias electorales del Partido Popular, a nivel nacional y en Galicia, y en el País Vasco ganó una fuerza conservadora como el PNV. No es que uno congenie bien con esas fuezas conservadoras, pero desde luego entre la izquierda comunista y un partido conservador, elegiré siempre a un partido conservador.

En esas mismas fechas tuvimos el soberano tortazo del Brexit, en el que todos los medios vaticinaban la victoria del remain, pero fíjate tú que no, que gano el exit.

Y por último hemos tenido la memorable e histórica victoria de Trump. Contra todo el stablishment de lo políticamente correcto el candidato republicano ha ganado con claridad, rompiendo con la falta de discurso ante la izquierda y el marxismo cultural.

Y encima sin gobierno

Y todo esto ha pasado mientras España vivía uno de los mejores años de 2016, en el que el paro ha seguido cayendo y la economía ha seguido creciendo. Y no es casualidad que este periodo tan bueno haya coincidido con un gobierno en funciones.

En este glorioso periodo España ha estado con un gobierno en funciones, por lo que no se podían aplicar nuevas subidas de impuestos ni introducir nuevos gastos.

Desde el stablishment se comentaba que era importante que España tuviera gobierno, que estaba perdiendo capacidad de crecimiento por no tener gobierno. Pues bien, ahí están los resultados. Dos consejos de ministros y ya tenemos nuevos impuestos.

A la mierda el estado.